Home ACTUALIDAD El cosplay como forma de vida

El cosplay como forma de vida

El cosplay como forma de vida
0
0

El cosplay es mucho más que el simple hecho de disfrazarse de un personaje de cómic, manga, anime o videojuegos. El cosplay consiste en la interpretación de ese personaje, en vivir y comportarse como tal, mientras se lleva el traje. Pero tampoco es sólo eso, porque hablar de cosplay también significa hablar de todo el trabajo que hay detrás de la creación de esos disfraces (que pueden meses para confeccionarlos), del espíritu de la comunidad cosplayer y de cómo cambia la vida de las personas que se sumergen en esta nueva forma de arte.

Un poco de historia del cosplay

Oficialmente se considera que el cosplay surgió durante los años 70’ en los Comic Market que actualmente aún se celebran en Odaiba (Tokio). Allí empezaron a aparecer jóvenes japoneses disfrazados de sus personajes favoritos.

Aunque, técnicamente, los primeros cosplayers de la historia, fueron una pareja que en 1939, durante la primera Worldcon, la primera convención de ciencia ficción, aparecieron vestidos con los trajes de los protagonistas de la película Things to Come.

De todas maneras, en los años 30’, esto del cosplay iba a ser una idea aún demasiado innovadora. Y, además, para empezar, ni tan solo se había inventado la palabra “cosplay”.

Sobre eso hay dos versiones. Una cuenta que la primera aparición del término kosupure (cosplay en japonés) fue en 1983 en un número de la revista My Anime. Otra versión cuenta que la palabra la inventó Nobuyuki Takahashi fundador del estudio Studio Hard en 1984, durante la presentación de la Worldcon en la ciudad de Los Ángeles.

A esas alturas, el movimiento cosplay ya era algo bastante consolidado en Japón. Con el paso del tiempo cruzó sus fronteras y se extendió más allá de la cultura nipona, traspasando a todo lo relacionado con el mundo del cómic, el cine y los videojuegos en general.

EL COSPLAY COMO FORMA DE VIDA 2

Qué es el cosplay

Un cosplayer suele reunir una serie de características: por un lado la pasión por los personajes que desea interpretar, por otro, si no la habilidad para preparar y realizar esos extraordinarios diseños de los trajes de sus personajes, al menos poseen un interés inusitado por los disfraces y todo lo que le rodea (los complementos, los maquillajes, etc.), y por último un cierta aptitud interpretativa.

La base del cosplay es la pasión por aquellos personajes de los mangas, los cómics, los animes, las películas y los videojuegos que los cosplayers aman. Sobre todo cuando empiezan, los cosplayers interpretan a los personajes que más les impactan. Luego, los más afortunados que consiguen hacer de su afición una forma de vida y se lo plantean como una carrera, quizás entonces sí que entienden que, en su armario, deben tener una muestra representativa de unos cuantos personajes que el público en general desea ver. Pero, de base, el cosplay es la pasión.

Y el cosplay también es trabajo, mucho trabajo. Es muy habitual que los cosplayers confecciones sus propios trajes. Eligen su personaje favorito, hacen el diseño, buscan los materiales y dedican horas y horas a su realización. Y es un proceso que puede llegar a durar meses cuando se trata de disfraces especialmente complicados que requieren técnicas complejas. Disfrazarse del personaje de Mary Jane de Spider-Man puede ser relativamente sencillo, pero elaborar el Bahamut de las sagas Final Fantasy es toda una obra de arte.

Por último, como decía antes, el cosplay no consiste únicamente en disfrazarse y salir a la calle. Un cosplayer interpreta el personaje, lo vive, siente como él. En los torneos de cosplay no se valora únicamente el aspecto, también se valora la interpretación. Pero es que además eso es lo que mueve a los cosplayers, sentirse dentro del personaje.

EL COSPLAY COMO FORMA DE VIDA 6

 

Cosplay, una forma de vida

Aún nos puede sonar extraño, pero al igual que con otras ramas de la mal llamada subcultura, en el cosplay también existen profesionales que se ganan la vida con ello. Algunos al menos consiguen sacarse algo para pagarse los viajes a las convenciones y sufragar los gastos para realizar más diseños y poder seguir haciendo más personajes.

Por ejemplo, los cosplayers más famosos son contratados como modelos en diversos eventos (presentaciones de videojuegos, estrenos de películas, etc.), tienen stands en convenciones donde venden su propio merchandising (generalmente prints de sus fotografías), que también venden online, algunos confeccionan cosplays para terceros, y en casos excepcionales, tenemos cosplayers ya muy profesionalizados, cuyos servicios son requeridos en exclusiva por diversas empresas. Es el caso de la cosplayer Jessica Nigri y Grasshopper o Tasha Corea y Blizzard.

Eneko, una de las cosplayers profesionales más importantes de Japón, explicaba en una entrevista que ella suele ingresar 1 millón de yenes al mes (unos 8.800 €). Y que en la pasada Comiket, uno de los eventos más importantes del país, por su participación ingresó 10 millones de yenes (alrededor de 88.300 €). Desde luego, para algunos cosplayers sí es una forma de vida.

EL COSPLAY COMO FORMA DE VIDA 5

 

etiquetas

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Nosotros - Cómics y Manga

Tour Virtual Norma Comics

Descubre nuestra tienda de cómics, manga y merchandising

Norma Comics, fundada en 1983 en Barcelona, es una de las librerías especializadas en cómics y manga más importantes de Europa, fundada por Norma Editorial. En sus más de 700 m2 se pueden encontrar las novedades y fondos de todos los editores españoles, así como una gran selección de merchandising y productos de regalo no solo relacionados con cómics, sino también con el mundo del cine, la TV y los videojuegos. En el año 2015 se amplió su espacio con la apertura de Glups!, un espacio de restauración y eventos que convierten a Norma Comics en todo un referente para los amantes de la cultura popular.